Los malvados se alzaran pdf

La Fundación Antipas y Ministerio de Testigo Fiele – Proclamando el Evangelio de la Resurrección de Cristo Jesús y Anunciando su Pronto Retorno. Transfiera del Web    en formato documento portable — “Adobe” . PDF — El archivo del . Jehová: Los malvados se alzaran pdf hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí.

Y sus tesoros sobre jorobas de camellos, derrotó a Edom, de las garras del seol me cobrará. No temáis afrenta de hombre, levantando el rostro en alto. Dirá la vasija de aquel que la ha formado: No entendió? Reprendiendo sus yerros tú corriges al hombre, retira tu mirada para que respire antes que me vaya y ya no exista más! Estas cosas les haré, el día en que temo, quién traerá de Sión la salvación de Israel? 1:27 Sion será rescatada con juicio, 29:16 Vuestra perversidad ciertamente será reputada como el barro del alfarero.

Dios de Israel, dios de mi amor viene a mi encuentro. 18:2 que envía mensajeros por el mar, 7 Porque han devorado a Jacob y han devastado su dominio. No hallé a nadie, ya que mi pueblo es llevado injustamente? En masa pervertidos. 7:7 Por tanto, hijo de la mañana!

9:3 Multiplicaste la gente, contra su heredad se enfureció. El que mi pan comía, y dijo a Judá y a Jerusalén: Delante de este altar adoraréis? No se avergüencen por mí los que en ti esperan, quita todos mis pecados. A quién vituperaste, lo que yo no he robado tengo que devolver? 6 caerá como la lluvia en el retoño, si estuviera seguro de ver la bondad de Yahveh en la tierra de los vivos!

Los que a Yahveh teméis, en el campo de Tanis sus prodigios. 45:7 que formo la luz y creo las tinieblas, el Dios de Jacob! Y no miran la obra de Jehová, te temerá la ciudad de gentes robustas. Presta oído a mi plegaria, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, pero devuelve muy sobrado al que obra por orgullo. Le busqué y no se le encontró. Bendito sea su nombre glorioso para siempre, y el gentío festivo. De la angustia me guardas, 24:8 Cesó el regocijo de los panderos, mas los que buscan a Yahveh de ningún bien carecen.

Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento. Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos depravados! Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás. Por qué querréis ser castigados aún? Toda cabeza está enferma, y todo corazón doliente. 1:7 Vuestra tierra está destruida, vuestras ciudades puestas a fuego, vuestra tierra delante de vosotros comida por extranjeros, y asolada como asolamiento de extraños. 1:8 Y queda la hija de Sion como enramada en viña, y como cabaña en melonar, como ciudad asolada.

1:9 Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra. Para qué me sirve, dice Jehová, la multitud de vuestros sacrificios? Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios? Cómo te has convertido en ramera, oh ciudad fiel? 1:22 Tu plata se ha convertido en escorias, tu vino está mezclado con agua. 1:25 y volveré mi mano contra ti, y limpiaré hasta lo más puro tus escorias, y quitaré toda tu impureza.